Home Mundo Cómo lucharon los padres del niño atacado por un caimán para salvar la vida del menor
Cómo lucharon los padres del niño atacado por un caimán para salvar la vida del menor

Cómo lucharon los padres del niño atacado por un caimán para salvar la vida del menor

0
0

Tras noticia de la tragedia de Disney , donde un caimán atrapó y mató a Lane Graves, un niño de dos años que el martes por la noche caminaba junto a su familia por la orilla de una de las playas que dan a un lago artificial en el hotel Grand Floridian Resort and Spa, se dieron a conocer los detalles del accidente.

Matthew y Melissa Graves paseaban junto a sus dos hijos por la orilla del lago que bordea el hotel en el que se habían hospedado. Era de noche. Sí había carteles que indicaban que no era una zona habilitada para nadar. No había ninguna señal de que en el área podía haber cocodrilos o caimanes.

De repente, Lane, su hijo menor, fue atrapado por un anfibio que apareció en la oscuridad y tomó por sorpresa a la familia. El padre forcejeó con el animal, se dio cuenta de que su hijo había sido capturado por sus fauces, por eso no dudó en meterse en el agua. Fueron varios los segundos en los que luchó por la vida de Lane. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano.

Mientras tanto, aunque no sabía bien lo que sucedía, los gritos de la madre eran desesperantes. Melissa también ingresó a la laguna al tiempo que reclamaba con toda su fuerza la ayuda de alguien, de un guardavida, de acuerdo al portal Orlando Sentinel. La hija mayor, de 4 años, estaba allí, observando la escena.

La familia, procedente de Nebraska, había llegado de Disney el domingo pasado, dispuesta a disfrutar de unas vacaciones especiales, mucho más para los más chicos.

Esa noche, en ese instante, todo cambió para siempre. Y la confirmación del dolor más absoluto llegó 16 horas más tarde, cuando tras un operativo por aire y por tierra la Policía de Orlando confirmó el hallazgo del cuerpo del niño, casi intacto, ahogado.

17caiman

Acusaciones cruzadas

Tanto los familiares como las autoridades del parque buscan explicaciones para comprender lo que ocurrió, y en medio de las investigaciones, iniciaron los reclamos hacia ambas partes.

Una de las cosas que se sabe en que en la zona había carteles que indicaban que no se podía nadar en el lago; es por esto que salieron varias voces a cuestionar el accionar de los padres, que pese a las indicaciones estaban por la noche en la playa.

Sin embargo, no había carteles que indicaran la presencia de animales peligrosos. Ante la cantidad de actividades que tienen lugar en el agua, organizados por Disney, varios turistas aseguran que no imaginaban el peligro de estar por la zona.

Katle Casey, quien identifica al padre del menor como su jefe, publicó una mensaje en Facebook este miércoles en el que defiende a la familia.

FUENTE: La Opinión