Home Noticias Guillaume Long defendió el derecho a asilo de Julian Assange
Guillaume Long defendió el derecho a asilo de Julian Assange

Guillaume Long defendió el derecho a asilo de Julian Assange

0
0

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, defendió hoy el derecho a asilo del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, que se encuentra desde hace cuatro años en la Embajada del país andino en Londres.

El titular de la diplomacia ecuatoriana publicó en su cuenta de Twitter una fotografía en la que se le ve con Assange y el jurista español Baltazar Garzón.

“Hoy, con Assange y Garzón. Ecuador sigue defendiendo derecho a asilo de Julian Assange y fin de detención arbitraria”, escribió Long en su cuenta de la red social.

El pasado 25 de mayo, la Justicia sueca decidió mantener la orden de arresto dictada en 2010 contra Assange, quien se refugió en la Embajada de Ecuador al término de un largo proceso judicial en Londres relacionado con su extradición a Suecia, que lo solicita para interrogarle por un supuesto delito sexual que él niega.

El tribunal de primera instancia de Estocolmo sostuvo que Assange sigue siendo sospechoso de violación en grado menor y que se mantiene el riesgo de que quiera evitar un juicio o una hipotética pena.

“Teniendo en cuenta que Assange no aparecería en una vista y que no se han presentado nuevas circunstancias en el caso, el tribunal no ha considerado necesario realizar una nueva vista”, constaba en el fallo, que respondía así a la reclamación de la defensa presentada en febrero y a la que se había opuesto la Fiscalía.

La petición de los abogados de Assange se produjo después de que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU concluyera que el arresto del periodista australiano era ilegal e instara a Reino Unido y a Suecia a que acabasen con él.

El tribunal de Estocolmo sostuvo el 25 de mayo que no consideraba que la estancia de Assange en la legación diplomática ecuatoriana sea “una forma de detención” y resaltó que los fiscales suecos han solicitado la ayuda de Quito para realizar el interrogatorio allí y que no hay motivo para dudar de que se llevara a cabo.

Tanto los Gobiernos sueco y británico como la Fiscalía sueca ya habían rechazado el dictamen del panel de la ONU, sosteniendo que ni es vinculante ni afecta al proceso, reducido ahora a un caso de violación después de que prescribieran otros tres delitos por los que Assange era investigado en Suecia.

Suecia y Ecuador abrieron en junio una negociación para hacer posible el interrogatorio en la Embajada ecuatoriana, después de que la fiscal superior sueca, Marianne Ny, modificase meses antes su oposición inicial.

La negociación finalizó en diciembre con la firma de un acuerdo de asistencia legal en materia penal para facilitar el cumplimiento de diligencias judiciales y para poder interrogar al periodista.

Tras el rechazo de Quito a la solicitud de Estocolmo apelando a fallos formales, Suecia envió en marzo una nueva petición.

Assange cumple hoy cuatro años refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres al término de un largo proceso legal en el Reino Unido, que falló a favor de su entrega a Suecia.

La intención del periodista es evitar la extradición al país escandinavo, porque teme ser enviado después a Estados Unidos, donde podría afrontar un juicio militar por los secretos sobre la seguridad estadounidense revelados por WikiLeaks.

FUENTE: EFE