Canal RTU

imagenimagen imagen imagen imagen

Fideicomiso Yasuní –ITT financiará proyecto hidroeléctrico en Loja

El proyecto hidroeléctrico Huapamala, en el cantón Saraguro, en Loja, se convirtió en la primera iniciativa en ser financiada por el fideicomiso Yasuní-ITT. La obra, que recibirá el aporte de 8,9 millones de dólares, se enmarca en el cambio de la matriz energética que aplica el país al contribuir con 5 megavatios al sistema interconectado nacional. Huapamala fue presentado oficialmente el miércoles a la comunidad de Loja.

El Fondo de Fideicomiso Yasuní-Ishpingo Tambococha Tiputini recepta las contribuciones de partidarios de la decisión histórica de Ecuador de renunciar de manera permanente la extracción de los yacimientos de petróleo Yasuní ITT (aproximadamente 846 millones de barriles). Las contribuciones deben financiar inversiones en energías renovables y de desarrollo sostenible tales como el evitar la deforestación y la conservación de ecosistemas.

A través de esta iniciativa única, Ecuador está haciendo frente a los retos del cambio climático y del desarrollo sostenible y gradualmente está cambiando su matriz energética de la dependencia de combustibles fósiles a fuentes de energías renovables. En este sentido, el Comité Directivo del Fideicomiso, órgano rector del fideicomiso, aprobó la inversión de 8,9 millones de dólares para la construcción del proyecto Huapamala, en la primera operación de este tipo que se concreta.

La iniciativa, que captará las aguas del río Huapamala y aportará 5 megavatios al sistema interconectado nacional, se construirá en el cantón Saraguro, provincia de Loja. El plazo de ejecución de la obra es de 36 meses.

En ese sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración continuará participando e impulsando los proyectos que reafirman el compromiso del Gobierno con la Iniciativa Yasuní-ITT y en la generación de energías limpias a corto plazo.

“Como Gobierno no solo combatimos la pobreza, también buscamos asegurar el flujo de energía a las futuras generaciones, a base de energías limpias que reduzcan la contaminación ambiental”, puntualizó el Coordinador General de Derechos y Garantías de Cancillería, Daniel Ortega.

La iniciativa Yasuní-ITT tiene como objetivo mantener indefinidamente inexplotadas las reservas de 846 millones de barriles de petróleo en el campo ITT (Ishpingo Tambococha-Tiputini), equivalentes al 20 por ciento de las reservas del país, localizadas en el Parque Nacional Yasuní en la Amazonía de Ecuador, a cambio de que la comunidad internacional contribuya financieramente con al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50 por ciento de los recursos que percibiría el Estado en caso de optar por la explotación petrolera.

Los fondos que contribuye la comunidad internacional se destinarán a desarrollar fuentes renovables de energía en el Ecuador, mantener los ecosistemas y las áreas protegidas, reforestar áreas degradadas, promover el desarrollo social y el empleo sustentable, y mejorar la eficiencia energética.

El primer proyecto que se ejecuta enmarcado en el objetivo de la iniciativa Yasuní-ITT es la obra hidroeléctrica “Huapamala”, Con esta obra aprobada previamente por el Comité Directivo del Fideicomiso, el Gobierno le da impulso al objetivo de cambiar la matriz energética con la generación de energías limpias amigables con el medio ambiente.

Fuente: MRECI

Imagen: Delegación de la  parroquia de Manú, participó de la propuesta. (Crónica.ec)

RTU